7 rincones literarios para viajar sin salir de casa esta Semana Santa

La Semana Santa se acerca y, con ella, las merecidas vacaciones. Está claro que este año todo será un poco distinto por el contexto que todos conocemos y que está marcado nuestro día a día… pero nosotros seguimos estando muy a favor de disfrutar de ese break del trabajo, de tener tiempo para nosotros sin tregua, de no tener ni reuniones por Skype ni tener que actualizar la bandeja del correo a cada poco porque el teletrabajo nos marca el paso.

Esta Semana Santa, como cualquier otra, queremos descansar y mimarnos. Y por eso creemos que no poder coger el pasaporte y la maleta no debería ser un impedimento para disfrutar de estas vacaciones como nos merecemos.

Si nos acompañas en este post, te llevaremos a 7 rincones literarios que te harán viajar tan lejos como quieras sin necesidad de tener que cuzar el umbral de la puerta. ¿Leemos? 🏡📖 #KeepReadingEnCasa 


Todos los caminos llevan a la Roma de Julia Domna:

Sólo una mujer puede forjar una dinastía. Y sólo una mujer como Julia Domna puede enseñarnos la Roma imperial en toda su complejidad. 

192 d.C. Varios hombres luchan por un imperio, pero Julia, hija de reyes, madre de césares y esposa de emperador, piensa en algo más ambicioso: una dinastía. Descubre las intrigas del poder, las pasiones que laten en la Ciudad Eterna y los secretos del Foro Romano de la mano del Premio Planeta 2018, Yo, Julia

Si tus pies aún quieren recorrer más caminos adoquinados y desentrañar mayores intrigas, te invitamos a leer la segunda parte de esta trilogía (Y Julia retó a los dioses) de Santiago Posteguillo, que ya ha conquistado a más de 4 millones de lectores y que nos descubre una Roma distinta a la que los ojos del turista suelen ver.


El ritmo de Nueva Orleans: 

La segunda parada de nuestra ruta literaria nos hará mover los pies y bailar aunque no queramos (algo que se agradece en estos días de confinamiento. 😜). 

Y además hará que os enamoréis de una mujer única: Amaia Salazar, la magnética policía que protagoniza una de las sagas literarias más adictivas de los últimos tiempos.

En La cara norte del corazón descubrimos a una joven Amaia Salazar de 25 años, subinspectora de la Policía Foral, que participará en un curso de intercambio para policías de la Europol en la Academia del FBI, en Nueva Orleans. Una de las pruebas en la Academia la llevará a estudiar un caso real y desplazarse a Nueva Orleans a seguir los pasos de “el compositor”. La alegría de Nueva Orleans, con su música y los puestos de comida criolla, con el blues callejero y las ganas de bailar que despierta en los turistas… contrastan con el lado más oscuro que Amaia está investigando. 

Con esta entrega Dolores Redondo nos lleva más allá de la historia de la Trilogía del Baztán, una saga en clave de thriller que no se entiende sin los bosques y el verde de Navarra, sin la humedad de sus noches y la oscuridad de algunas de las mentes que la habitan. ¿Queréis descubrir el lado secreto de la población? Acompañad a Amaia en sus investigaciones.


La Catedral Vieja, en VitoriaGasteiz:

Continuamos nuestro viaje en Vitoria-Gasteiz, una ciudad verde repleta de espacios naturales que a lo largo de la historia ha sido un importante punto estratégico entre la Península y el resto de Europa. La capital de Álava cuenta con un valioso patrimonio monumental, entre el que se encuentra la Catedral de Santa María, popularmente conocida como la Catedral Vieja. Esta catedral, además de ser una de las joyas patrimoniales de la ciudad, es uno de los escenarios más impactantes de El silencio de la ciudad blanca, el intenso thriller de Eva García Sáenz de Urturi.

En la Trilogía de la Ciudad Blanca, que se inicia con este libro, se suceden una serie de extraños crímenes rituales que comienzan con el escalofriante asesinato de una pareja mediante picaduras de abeja en la garganta. Sus cuerpos son puestos a las puertas de la Catedral Vieja. ¿Quieres viajar a un destino oscuro y que te atrapará? Vitoria-Gasteiz abre sus puertas para ti, lector/a. 😉


La paz de los campos de Castilla:

Y de la densidad de los bosques navarro y el bullicio de una ciudad como Nueva Orleans… pasamos a la calma, el sosiego que nos sugieren los campos de Castilla y que tan bien retrató Miguel Delibes en su obra. 

Este 2020 celebramos el centenario del nacimiento de una de las mayores figuras de la literatura española, autor de títulos como La sombra del ciprés es alargada o Los santos inocentes

Nacido en Valladolid, la obra de Delibes siempre tuvo muy presentes las raíces de las que venía. En sus libros se habla de la caza, de la naturaleza, de la cultura campesina o del estilo de vida sencillo que hacía feliz al mismo Delibes con sólo poder preparar una paella en el campo para sus amigos fotos de la época atestiguan el momento. Así que si queréis viajar esta Semana Santa, viajad a la Castilla que inspiró a Delibes, viajad a una literatura que transcurre a un ritmo deliciosamente más lento que al que estamos acostumbrados en estos días.


La Plaza de Sant Felip Neri, en Barcelona:

Seguimos con Barcelona, donde recomendamos que te dejes llevar por las páginas de la tetralogía El Cementerio de los Libros Olvidados de Carlos Ruiz Zafón. 

Su primera parte, La sombra del viento, es una novela deliciosa que recorre la Barcelona de posguerra de una manera mágica, repleta de rincones tan bellamente descritos que tu mente querrá quedarse en ellos una buena temporada. 

La calle Arco del Teatro, el Ateneo Barcelonés, el restaurante Els Quatre Gats, la Plaza Real, la iglesia de Santa María del Mar, el muelle de las Golondrinas… Todos son rincones imprescindibles de la ciudad, pero si hemos de quedarnos solamente con uno éste es, sin duda, la Plaza de Sant Felip Neri. Esta singular plaza está presidida por una iglesia homónima de estilo barroco, y está rodeada de casas renacentistas. Cuenta con un pasado trágico que la hace aún más llamativa: en las paredes de esta pequeña joya arquitectónica todavía se pueden ver restos de tiroteos y reductos de la metralla de una bomba lanzada durante la Guerra Civil.

En la actualidad es un rincón tranquilo y hermoso, perfecto para sentarnos y leer nuestro libro favorito cuando los días del confinamiento terminen. Y mientras tanto nos hará viajar con una historia maravillosa que ya se ha convertido en el libro de cabecera de muchos lectores. 


El Café Comercial, en Madrid:

Si hablamos de rincones literarios de Madrid se hace imposible no pensar en el Barrio de las Letras. El corazón literario de la ciudad debe su nombre popular a los grandes escritores que escribieron e hicieron vida en sus calles durante el Siglo de Oro español, como Lope de Vega, Cervantes o Quevedo.

Se trata de uno de los espacios con más encanto y tranquilidad de la ciudad, gracias a sus calles peatonales adornadas con citas literarias en su pavimento. Madrid ha sido y continúa siendo representada por grandes escritores, entre los que destacamos al premio Nobel de Literatura Camilo José Cela

En su célebre novela La colmena (recomendadísima para estos días, si aún no habéis tenido el placer de leerla) se describen numerosas localizaciones del Madrid más castizo. Desde una mercería en la calle de Apodaca a una corsetería en la calle de la Colegiata, un bar en la calle de la Aduana o las tascas de la calle Mayor. Pero pocas son tan memorables en la novela como el Café Comercial, conocido como el Café de Doña Rosa y en el que arranca el libro. 

Este establecimiento todavía sigue abierto, tras pasar por diversas reformas y manos desde su apertura en 1887. Es el más antiguo de Madrid, y aún hoy es famoso por sus grandes espejos, su café y su chocolate a la taza. Si os apetece deleitarvos con un escenario literario, leer a Cela es la propuesta idónea. 


La East Side Gallery, en Berlín:

Y llegamos a nuestro último destino literario, la capital de Alemania. Berlín es una ciudad efervescente llena de encanto, historia y vitalidad. Es una capital culta, abierta y moderna, heredera de una historia convulsa. Todas estas características la convierten en una de esas ciudades que se deben visitar como mínimo una vez en la vida. No nos extraña que haya sido escogida como escenario de obras literarias en numerosas ocasiones, y entre nuestras favoritas destacamos La sospecha de Sofía, de Paloma Sánchez-Garnica. En esta novela ambientada a finales de los años 60 nos trasladaremos a un Berlín dividido por el Muro, una ciudad dominada por la Guerra Fría y el espionaje de la Stasi y la KGB.

Hoy en día todavía es posible visitar uno de sus escenarios, los restos del Muro, entre los que os recomendamos especialmente la East Side Gallery. Se trata de la mayor galería de arte libre del mundo, en la que a lo largo de sus 1,3 kilómetros se pueden ver cientos de graffitis de artistas internacionales que trataron de documentar en sus obras lo sucedido tras la caída: obras que hablan de protesta, de memoria, de esperanza e ilusión por un futuro mejor.


Y si tu mente aún está inquieta y tiene ganas de descubrir más historias y lugares apasionantes, no te pierdas nuestra selección de libros para leer estas vacaciones de Semana Santa.

Posteado en Ficción, Inicio, Literaria, Nuestros Tops | Etiquetado en: , , , , , , | Comentarios desactivados en 7 rincones literarios para viajar sin salir de casa esta Semana Santa

10 escritoras que firmaron sus libros con seudónimos masculinos

Cada mes de marzo hay una fecha especialmente marcada en el calendario. En color lila. Es el 8 de marzo, por supuesto, una fecha para recordar a las heroínas que han abierto el camino hasta un presente más justo y para tener presentes también a las heroínas que siguen luchando para romper los techos de cristal. 

Con esta fecha en mente, y siendo amantes de los libros, recuperamos a 10 iconos literarios que tuvieron que ocultar su sexo para poder abrirse camino en un terreno que les era vedado

«La literatura no puede ser asunto de la vida de una mujer, y no debería ser así»

Era el 29 de diciembre de 1836 cuando una joven profesora, ilusionada con los poemas que había escrito, decidió enviar su mejor material a un referente de su época, el poeta Robert Southey, y pedirle su opinión sobre si creía que aquellos eran poemas dignos de ser publicados. 

Al cabo de tres meses le llegó su respuesta. Pero no era la que esperaba. No porque calificara negativamente su material. Aquello pareció algo irrelevante a ojos de Southey, quien centró su respuesta en otros aspectos. Decía: «La literatura no puede ser asunto de la vida de una mujer, y no debería ser así».

La profesora no se dejó vencer por la hostilidad de su “colega” y decidió publicar igualmente, bajo un seudónimo. Tal fue su éxito que hoy conocemos a aquella profesora como uno de los grandes referentes de la historia de la literatura: Charlotte Brontë. Y como ése no fue el único caso, te presentamos una lista de escritoras que tuvieron que sobrevivir a la censura y el machismo mediante el uso de seudónimos. ¿Crees que las conocerás a todas? 😜


1. Charlotte Brontë 

Poco más hay que añadir a lo que ya te contábamos. La audacia y talento de Charlotte sólo sería equiparada por su constancia. Su mayor éxito literario fue Jane Eyre pero sería reconocida no sólo como una de las mejores novelistas británicas sino también como una de sus mejores voces poéticas.

¿Te preguntas cuál fue el seudónimo bajo el que publicó su obra? Currer Bell. Manteniendo la inicial de su nombre auténtico. 


2. Emily Brontë 

Las hermanas Brontë eran una fuente inagotable de talento. En 1842 Emily viajó a Bélgica junto a Charlotte y allí aprendió francés y alemán, además de destacarse como una excelente pianista. Los versos tampoco se le daban nada mal y adoraba pasear por el campo, por lo que su obra poética está repleta de observaciones sobre la naturaleza y de reflexiones filosóficas. En 1846 publicó sus primeros poemas, junto a sus hermanas y bajo el seudónimo de Ellis Bell

Un año más tarde Emily Brontë publicaría su única novela: Cumbres borrascosas. En la época de su publicación la obra fue bien acogida. Pasado el tiempo y debido a su complejidad y profundidad, la obra ha llegado a formar parte de la cima de la literatura universal, siendo comparada por su maestría con nada menos que la obra de Shakespeare. Todo un logro de “Ellis Bell”.


3. Anne Brontë 

Y vamos con la tercera de las hermanas Brontë, quizás la menos conocida pero no por ello fue menos importante su contribución al mundo literario, en un momento en el que ser mujer te impedía abrir la puerta a ese universo. 

En su caso, y nuevamente manteniendo la inicial de su auténtico nombre, Anne firmó como Acton Bell y la obra por la que la conocemos es Agnes Grey

En ella nos relata la vida de Agnes, una joven que en la Inglaterra victoriana se dedica a ser institutriz como única forma de ganarse la vida que tenían permitida las mujeres en ese entonces. El carácter autobiográfico de la obra es muy notable. Así es Agnes Grey / Anne Brontë: 

«Qué delicioso que sería convertirme en institutriz, salir al mundo, empezar una nueva vida, tomar mis propias decisiones, desarrollar las facultades que tenía sin usar, probar las capacidades que ten­go y que no conozco, ganarme mi propio salario. No importaba lo que dijeran los demás, yo me veía perfecta­mente capacitada para la tarea».


4. Amantine Aurore Dupin

En los libros firmaba como George Sand. Bajo ese seudónimo se encuentra una mujer de fuerte carácter, una mujer que en una época de marcadas normas sociales se atrevía a vestir con ropa de hombre y que no renegó de la literatura pese a que no fuera “cosa de mujeres”. 

Con las calles de París como contexto, no fue tan solo escritora sino que fue periodista y revolucionaria, en el bando de la Asamblea de Versalles.

Su primera novela vería la luz en 1831 y la escribió junto a Jules Sandeau, de quién habría tomado el apellido para crear su alter ego literario: George Sand.

Bajo este nuevo nombre Amantine Aurore Dupin publicó Indiana (su obra más famosa, publicada en 1832), Lélia, El compañero de Francia, Consuelo, Los maestros soñadores, críticas culturales o textos políticos. Fue una autora muy prolífica y una voz muy destacada en su época.


5. Matilde Cherner

Matilde Cherner fue una intelectual republicana, de ideas progresistas, marcada libertad de pensamiento y clara vocación ideológica, que comenzó publicando en periódicos locales y que no dudó en escribir sobre asuntos polémicos como la educación de la mujer, su acceso a la universidad, la prostitución o la monarquía.

Su incursión en la literatura la hizo bajo el seudónimo de Rafael Luna y su obra más famosa se titula Ocaso y aurora

Escrita inicialmente como serial para la prensa, esta novela versa sobre la monarquía y el patriotismo, y muestra las consecuencias de los acontecimientos históricos en la vida privada de los personajes, especialmente en los femeninos.

Otras obras que salieron de su pluma fueron Novelas que parecen dramas (1877), Las tres leyes (1878) Ocaso y aurora (1878), María Magdalena: estudio social (1880), obras de teatro o su notable Juicio crítico sobre las Novelas ejemplares de Cervantes. Además de escritora fue también periodista.


6. Mary Anne Evans

Se presentaba ante el mundo literario como George Eliot. Y fue una de sus mayores figuras de finales del siglo XIX. Con Mary Anne Evans se cerraba el trío canónico de las letras inglesas de la época, junto a Henry James y Joseph Conrad. 

Mary Anne fue una autora prolífica y publicó obras como Adam Bede, El hermano Jacob, El molino junto al Floss, El velo descubierto o Middlemarch. 

La novela Silas Marner, si bien no es la más famosa de la autora, sí nos ofrece los temas y motivos que fueron más representativos en el universo literario de “G. Eliot”. Se trata de una novela completamente psicológica, llena de emoción y complejidad aún teniendo un argumento en esencia sencillo, pero que la autora utilizará para describirnos con gran maestría la sociedad rural inglesa del siglo XIX. Un ejemplo de la más pura literatura clásica. 


7. Cecilia Böhl de Faber

La literatura de Böhl es considerada por la crítica como el vínculo entre el costumbrismo, la novela romántica y el realismo… aunque su papel tuvo que ser ocultado tras la fachada del seudónimo masculino Fernán Caballero. Este alias, formado por dos nombres masculinos, lo adoptó de la población del mismo nombre existente en Ciudad Real. Y aunque Cecilia pasó buena parte de su vida en España, su origen y recuerdos de infancia se encuentran en Suiza y Alemania. 

La gaviota sería su obra más famosa. Es la historia del triunfo y la desgracia de una joven dotada de una bellísima voz, Gaviota, que logra un éxito rotundo en los escenarios de Madrid y Sevilla y se enamora de un torero que morirá en la plaza. Bajo ese armazón argumental, los temas que trata Cecilia Böhl en su novela son el costumbrismo, el abandono de la tradición y la vida campesina en pro de una vida más cómoda. Un retrato completo de la sociedad española del siglo XIX.

Un dato curioso es que Cecilia no se decidió a publicar su obra hasta que hubo enviudado por tercera vez y su precariedad económica fue tal que se vio empujada a probar suerte en la literatura. Hoy su obra La gaviota es una obra clásica de la literatura costumbrista.  


8. Colette

Sidonie-Gabrielle Colette es una de las musas de la literatura francesa del siglo XX, más conocida en los círculos literarios con el nombre de Gauthier

Pocas mujeres eran aceptadas en la época en la Academia Goncourt. Colette llegó a presidirla. Sus inicios no fueron fáciles, sin embargo. Aunque escribía desde joven, ni siquiera llegó a usar un seudónimo porque su primer marido la suplantó y sus textos aparecieron firmados con el nombre de su primer esposo, Henry Gauthier-Villars, “Willy”.  

Con el tiempo le vino el justo reconocimiento y llegó a presidir la Academia Goncourt o a recibir la Legión de Honor francesa, siendo la única escritora en conseguirla. 

Si queréis saber más sobre esta gran figura de la cultura francesa, os recomendamos encarecidamente que leáis El fanal azul, sus memorias. Es un libro plagado de sabiduría, herencia de una mujer que había acumulado un profundo conocimiento de la condición humana.


9. Louisa May Alcott

Ahora su nombre es muy conocido, ya que su obra Mujercitas es un clásico imprescindible tanto en la literatura como en su adaptación cinematográfica además de haber sido una de las apuestas fuertes para los últimos Oscar, en la versión de la directora Greta Gerwig. 

Pero no todo fue tan sencillo. Louisa May Alcott, temiendo no ser tomada en serio si publicaba con su auténtico nombre, escribió sus primeras obras bajo el seudónimo de A. M. Barnard

Con ese alias escribió cuentos y lo que en la época victoriana se conocía como “relatos melodramáticos”, historias protagonizadas por personas ambiciosas que no dudaban en usar la venganza para saldar sus deudas. Se trataba de textos con un punto de vista poco común, con una fineza literaria extraordinaria y que trataban temas poco usuales como el adulterio o el incesto. De hecho en su gran obra Mujercitas hace mención a los relatos melodramáticos y Alcott escribe: “pueden resultar peligrosos para mentes pequeñas”. 

Después de haber escrito muchos relatos, de distintos tipos y con éxito más que notable, es interesante observar que la autora luchara por publicar su gran novela con su auténtico nombre, quizás intuyendo la trascendencia que Mujercitas tendría para su carrera. Y para la historia de la literatura, finalmente. 


10. Mary Shelley

El nombre de Mary Shelley va indiscutiblemente ligado al de Frankenstein. Este relato significó el nacimiento de una de las criaturas más importantes del universo de terror y que aún hoy en día sigue siendo parte de nuestro imaginario colectivo. 

El nacimiento de este personaje no es menos interesante. Era mayo de 1816 cuando Mary Shelley veraneaba en Villa Diodati, junto al lago Ginebra, en compañía del poeta Lord Byron, el joven médico John Polidori y su esposo el poeta Percy Shelley. Una noche decidieron hacer una competición de historias terroríficas y de la pluma de Mary Shelley salió la criatura hoy todos conocemos, Frankenstein. 

El relato nacía de un sueño que la escritora había tenido la noche anterior y que decidió aprovechar para ganar el reto literario. Después lo publicó bajo autoría anónima. La sociedad de aquel entonces dio por hecho que un relato tan terrorífico no podía haber sido escrito por Mary, sino que tenía que ser la pluma de su esposo Percy Shelley la que se encontraba tras aquel relato horrendo.  


Estas 10 escritoras, pues, ponen de manifiesto que la literatura sí puede ser asunto de la vida de una mujer y que así debería ser. Y si buscas más lecturas para empoderarte este 8 de marzo, ¡no te pierdas nuestra selección! Está llena de heroínas literarias que te descubrirán otra forma de ver las cosas.

Posteado en Días internacionales, Ficción, Nuestros Tops | Etiquetado en: , , | Comentarios desactivados en 10 escritoras que firmaron sus libros con seudónimos masculinos

6 razones para leer la Trilogía de la Ciudad Blanca

Vitoria siempre ha tenido «algo» especial. Blanca y cálida como ninguna, es el epicentro de la trilogía escrita por Eva García Sáenz de Urturi.

El silencio de la ciudad blanca es la novela que lo empezó todo, la que nos dio a conocer a Kraken y nos unió irremediablemente a su destino frente a todos los retos que le esperaban en los dos volúmenes siguientes: Los ritos del agua y Los señores del tiempo… cada cual más inquietante que el anterior, más vibrante, haciéndonos darnos cuenta de que sí, aunque no lo pretendiéramos, ya éramos fans de Eva García Sáenz de Urturi.

Y es que hay algo especial que guía la trilogía del principio al final, ese clímax común entre el thriller psicológico, la historia y las leyendas de diferentes regiones del País Vasco y Cantabria que no nos permiten dejar de leer ni que sea para volver a ponernos bien la manta en el sofá.

Y ahora que ya hemos visto en la gran pantalla cómo lucen los personajes fuera de las páginas… y que la trilogía ya ha llegado incluso a un público mayor, no podemos evitar rebobinar en nuestra cabeza por qué empezó el fenómeno de la Trilogía de la Ciudad Blanca.

Las 6 razones por las que tú también te convertirás en devoto/a de la trilogía

1 ¡Porque ya la tienes en edición de bolsillo!

Sí, sí, como lees. Booket acaba de sacar al mercado la versión más compacta de la Trilogía. ¿Y que quiere decir eso? Que ya no tienes excusa para no llevarla contigo allá donde vayas, en el metro cuando te diriges al trabajo, a buscar al cole a los niños, durante la hora de comer en la oficina… A nosotros nos parece un muy buen motivo para releerla o regalarla. 🤗


2 Porque te absorberá desde las primeras páginas

Hay libros en el mercado que son excelentes, y aún así cuesta un poquito entrar en ellos… En el caso de la Trilogía de la Ciudad Blanca verás que el flechazo es inmediato, que su ritmo ágil te captura desde la primera página y que siempre tendrás ese ansia lectora de «leer sólo unas páginas más» para saber cómo sigue la historia.


3 Porque Kraken es mucho Kraken

Existen protagonistas literarios que son cautivadores. Y luego está Kraken. Es único en su especie. Irrepetible. El inspector de Vitoria tiene una personalidad a la altura de las circunstancias. Kraken tiene métodos poco ortodoxos, un gran sentido del deber y un gran amor por los pinchos de tortilla de patata.


4 Porque Vitoria es una ciudad por descubrir

Y leyendo las páginas de la trilogía de Eva García Sáenz de Urturi descubrirás una ciudad llena de ritos, leyendas, secretos. una ciudad antigua repleta de historia. La imagen que tenías de Vitoria ¡te cambiará totalmente cuando hayas leído los libros! Y a decir verdad, si vas de visita después de haber conocido a Kraken, somos pocos los que nos resistimos a tomar las mismas foto que aparecen en las portadas de los libros. Ya verás que tus ganas de explorar se disparan.  🙈


5 Porque conocerás los detalles de una investigación criminal

Si eres de esas personas que se interesan por saber qué pasa por la mente de un/a asesino/a, qué pasos siguen, cómo ejecutan cada una de las partes del plan si es que tienen uno, qué impulsos les llevan a hacerlo… si te mueres por saber, no te despegues de la sombra de Kraken y serás una pieza más en la investigación. Te esperan muchas sorpresas.


6 Porque ¡te sorprenderás con su inesperado final!

Y no vamos a desvelar nada más. Sólo te invitamos a que te adentres en el maravilloso universo literario que ha creado Eva García Sáenz de Urturi, ahora también disponible en formato de bolsillo para que Kraken te acompañe allá donde quiera que vayas.

Posteado en Ficción, Inicio, Novedades | Etiquetado en: , , , , , | Comentarios desactivados en 6 razones para leer la Trilogía de la Ciudad Blanca

10 disfraces literarios para Carnaval

5 disfraces de personajes literarios para carnaval
© Haywiremedia  – Shutterstock
¿En busca de disfraces originales para la fiesta más loca del año? Te proponemos diez personajes sacados de libros que harán el disfraz perfecto para este Carnaval.

Fuera complejos, fuera manías, llega Carnaval ¡y con él la alegría! Vale, de acuerdo, puede parecer una frase para animar el baile del viernes en un centro de la tercera edad pero… ¡Es la definición perfecta de la fiesta más loca del año! Es imposible explicar los motivos, qué nos sucede, qué nos motiva a estar felices y desatados, pero Carnaval tiene un poder único.

Así que, si eres una persona con ganas de pasarlo bien, sin temor a la vergüenza y que rompe moldes con lo establecido, te presentamos algunas ideas de lo más literarias para ser el centro de atención de la fiesta que todo lo puede, donde todo vale y en la que puedes convertirte en quien soñarías ser.

1. Alicia, la del País de las Maravillas.

5 disfraces literarios para Carnaval - Alicia

Vale, el disfraz es un clásico pero precisamente por eso es un valor seguro. Disfrazarte de la Alicia de Lewis Carroll te va a garantizar risas y admiración por partes iguales. Además, siempre puedes convencer a tus amigos para que se disfracen de otros personajes del libro: la Reina de Corazones, el Sombrerero, el Conejo Blanco, las rosas rojas que tanto gustaban a la reina… 🤭


2. Hamlet, el del «ser o no ser» con la calavera.

5 disfraces literarios para Carnaval - Hamlet

No nos engañemos: Hamlet (como tú) es un poco «intensito». Aunque eso no quiere decir que no disfrutes del Carnaval como el que más. Prepárate para una noche inolvidable y ármate de paciencia porque seguramente la calavera que llevarás de atrezzo va a ser el complemento más solicitado de la noche.  Es más: puede que la pierdas de vista a media noche y nunca más sepas de ella.

Aunque nunca se sabe, y puede que la retórica del príncipe danés te proporcione incluso alguna conquista. 😉


3. Sherlock Holmes, el de la gabardina y la pipa.

5 personajes literarios para Carnaval - Sherlock Holmes

¡Elemental, querid@ amig@! Eres elegante, carismátic@ y muy práctic@ a la hora de buscar disfraces. Por ese motivo, este Carnaval debes disfrazarte del detective de Baker Street, Sherlock Holmes. Una gabardina, una pipa… El único elemento que te puede resultar un poco difícil de encontrar va a ser su característico gorro. Pero… ¿Quién ha dicho que no te lo puedes hacer tú mismo?

Además es un disfraz perfecto para que te disfraces junto a tu pareja/amigo/a. Porque… ¿Quién es Sherlock al fin y al cabo sin su Watson?


4. Kylo Ren, el lado oscuro de la fiesta.

No hay héroe sin su villano y no hay fiesta sin un malo malísimo. Y está claro que la Fuerza tiene que estar representada en cualquier fiesta de Carnaval.

Además si te disfrazas de Kylo Ren sentirás que la travesura te posee —porque ¿de qué va Carnaval, si no es de dejar de parecer y actuar como nosotros durante unas horas?

Así que ponte tus ropajes y disponte a ser un/a invitado/a de primer orden a la fiesta. 😜


5. Manolito, el de las gafotas.

Hay pocos personajes en la literatura que sean tan entrañables como Manolo García Moreno. ¿Ah, que no sabes de quién te hablamos? Está claro, falta mencionar que lleva gafotas y que vive en Carabanchel Alto.

Su mejor amigo es «el Orejones López». Su hermano pequeño se llama «el imbécil». Y se cumplen 25 años desde que Elvira Lindo nos conquistara con Manolito Gafotas y sus intentos de parar los autobuses sólo con el poder de su mente.

Si quieres quedarte con tus colegas en la fiesta, no te costará mucho disfrazarte de Manolito ya que sólo necesitas ropa un poco grande y vieja, igual una trenca con botones de cuerno (¡qué memorables las discusiones sobre la trenca, en el libro!) y usar algunas de las muletas que usa Manolito. Y molarás un pegote. Garantizado.


6. Yo, Julia, la emperatriz de la fiesta.

Si te apetece un personaje histórico y, además, una mujer de carácter, una muy buena inspiración es la protagonista del Premio Planeta 2018: Yo, Julia, de Santiago Posteguillo.

¿Quieres saber más sobre ella? 192 d.C. Varios hombres luchan por un imperio, pero Julia, hija de reyes, madre de césares y esposa de emperador, piensa en algo más ambicioso: una dinastía.

Disponte a actuar como la reina de la fiesta. Sólo necesitas un porte sereno, magnánime, una tela o sábana para hacerte la túnica, unas cuantas pulseras y alguna banda para el pelo que realce tu rango… ¡y a disfrutar del Carnaval!


7. «Déjate ir» con los personajes de Frozen.

No importa la edad que tengas porque si te disfrazas de Elsa, Anna, Olaf, Kristoff o incluso alguno de los trolls… serás el centro de la fiesta.

Está claro que las películas de animación tienen mucho éxito desde hace unos años… y además pocas son tan entrañables como la historia de las hermanas de Arendelle.

Piensa también que tienes muchas posibilidades: en Frozen hay varios personajes igual de adorables para elegir disfraz, según los elementos de los que dispongas en tu casa. Y ya estás listo/a para cantar eso de «let it gooo!».


8. Frankenstein, el imprescindible de cualquier fiesta de disfraces.

Y hablando de personajes entrañables, qué no decir del sufrido Frankenstein, creado de la nada y siendo un monstruo a ojos de los demás pese a tener su corazoncito.

Si te apetece una nota de drama en este Carnaval, no te lo pienses: coge una chaqueta dos talles más grande que la tuya, unos pantalones desgastados, corónate con una peluca con herida incluida y añade un poco de pintura verde para darle el toque.

Y a buscar el amor de los humanos en esta fiesta. 😉


9. Frodo, el alma de La Comarca (y de *La Fiesta*).

Aquí viene otra propuesta para los «intensitos». Porque no hay nada más épico y dramático a la vez que la grandísima saga fantástica creada por J. R. R. Tolkien.

Si te apetece dejarte ir de verdad y vivir una fiesta de Carnaval épica, apuesta por cualquiera de los personajes de El señor de los anillos. Aunque Frodo siempre tendrá un lugar especial en nuestro corazón.

Para ser «el portador del anillo» lo más importante es que te hagas con una peluca castaña ondulada y unas lentillas de ese azul purísimo con que Elijah Wood nos emocionaba película tras película. Por lo demás, con que lleves ropa de colores marrones o verdes, servirá. Y si te quieres marcar un extra, consigue un pin en forma de hoja y una tela grande que te haga de capa y ya estás listo/a para ascender a Mordor.


10. Y una dosis de enigma con La casa de papel.

Y no podía faltar una propuesta para los fans de las series, ni más ni menos que con una de las series del momento: La casa de papel.

Además ahora la familia crece y la trama está disponible como libro. ¿En qué formato? Tratándose de la serie que se trata… ¡no podía ser otro que un escape book!

Así que si te apetece darle un poco de enigma a tu fiesta de Carnaval, hazte con una máscara de Dalí, ropa roja y un pequeño ejército de pajaritas de papel… y disponte a ser el elemento más perturbador de toda la fiesta. 😎

Posteado en Inicio, Nuestros Tops | Etiquetado en: , , | Comentarios desactivados en 10 disfraces literarios para Carnaval

5 libros para olvidarte de San Valentín

En el mundo hay tres clases de personas: las que esperan con ansia la llegada de San Valentín, aquellas a quien la fecha les es indiferente, y el tercer tipo: las que lo detestan.  

¿Estás hasta la coronilla de la representación simplista del corazón que omite aurículas y ventrículos? ¿Te fastidia que cancelen la acostumbrada filmografía de catástrofes naturales del domingo para emitir una película ñoña tras otra? ¿Te entran escalofríos cuando ves a una pareja de nuevo cuño besuqueándose ruidosamente en el metro? No hace falta que te digamos a qué grupo perteneces. 

Sólo para ti hemos querido confeccionar este artículo. En él encontrarás una selección de 5 libros para que te olvides del San Valentín más cursi. En esta lista se dan cita mujeres libres, amores de alto voltaje, libros que caminan contigo hacia la liberación sexual y lecturas apasionantes que te recuerdan que no sólo el amor romántico es «amor».

¿Sabías por ejemplo que cada 13 de febrero se celebra «Galentine’s Day»? Todo empezó en el año 2010 con la serie Parks and Recreation, cuando en un capítulo el personaje de Leslie Knope (interpretado por Amy Poehler) renegaba de San Valentín y apostaba por esta festividad alternativa de «Mujeres celebrando a las mujeres. Es como el festival Lilith Fair sin la angustia y con frittatas.”

Todo empezó con la serie pero el concepto se ha difundido rápidamente entre todo tipo de público, porque viene a dar una alternativa a la idea del amor romántico que «toca» celebrar casi con intensidad barroca cada 14 de febrero. 😅

Para todos ellos/as, para todos/as vosotros/as, esta selección de libros que nos harán olvidarnos del gordinflón alado y celebrar otros conceptos este 14 de febrero.


1. Amigas, de Ana Jarén 

Este precioso libro ilustrado es una celebración colorista y desacomplejada de la amistad entre mujeres. En él Ana Jarén comparte con los lectores una historia intimista, la vida de un grupo de amigas a lo largo de un año, sus idas y venidas, sus desengaños y sus mejores momentos. 

¿Cómo resumir Amigas? Seguramente así: «Posiblemente esté viviendo la etapa más precaria de mi vida (…) Y a pesar de todo, no podría ser más feliz.» Esto es lo que ocurre con las amigas de verdad: nos hacen olvidar los problemas y dan sentido a todos los pequeños y grandes momentos de nuestro día a día. Con el amor de un buen grupo de amigas, ¿quién necesita un crush para pasar el día 14?


2. Soy una mamá, de Megan Maxwell 

Si pensáis que hace mucho frío en estas solitarias noches de invierno, Megan Maxwell viene para ofreceros la compañía más cálida y sin necesidad de compartir la manta. 

La serie de libros Soy una mamá (en este libro, por primera vez tendréis los tres volúmenes de la trilogía juntos) la autora bestseller nos enseña las cosas desde otro punto de vista. Porque es difícil ser mujer, haberse casado y tener todo lo que se suponía que tenías que tener… y divorciarte. 

¿Qué hacer cuando descubres que has vivido una mentira y decides poner punto final a tu «felices para siempre»? En esta serie acompañaremos a Estefanía, una madre de tres hijos y hasta ahora mujer felizmente casada, desde su derrumbe hasta su reconstrucción. Descubriremos que todo puede volver a empezar. Con ella aprenderemos a disfrutar de nuevo de la libertad de estar soltera y de todas las apasionantes aventuras que nos puede brindar. Porque en San Valentín (y durante el resto del año) no hay nada mejor que al amor propio. 


3. Si echas de menos el principio, vuelve a empezar, de Marita Alonso 

Para las almas que aún sufren en San Valentín porque tienen historias aún no del todo superadas… Marita Alonso tiene que ser vuestra autora de cabecera este día 14. 

En su libro Si echas de menos el principio, vuelve a empezar la autora nos trae “un método imperfecto para superar a tus ex.” ¿Qué quiere decir, eso? Pues ni más ni menos que no será un manual de autoayuda al uso para que drenes todos tus demonios… pero sí es un libro con actividades y pasatiempos pensados para allanarte el camino durante una ruptura. ¡Acepta lo ocurrido mientras resuelves crucigramas y laberintos!

Porque a veces lo más difícil no es aceptar que la relación se ha acabado, sinó digerir esos días difíciles que no se pueden evitar y que todos nos hemos tenido que comer en alguna ocasión a cucharadas (una de helado, una de sinsabor vital). 

Con este libro no te prometemos que deje de doler, pero sí que pasarás un buen rato. ¿No es eso lo que le pedimos a los buenos amigos?


4. Amores, de Alfonso Casas 

Y seguimos con las lecciones vitales que nos deja el (des)amor. Porque muchos de nosotros crecimos pensando que amor y dolor eran dos caras de la misma moneda. Eso nos decían las películas románticas de Hollywood y las canciones pop que, en un ataque de masoquismo, elegíamos como fondo de nuestras rupturas. El amor era la respuesta a todas las preguntas, las noches en vela, los dramas, el sufrimiento. 

Y, así, fuimos de relación en relación, esperando a que alguien nos salvara a saber de qué peligro y nos llevara a saber a qué lugar, y entonces por fin seríamos felices. Hasta que, después de tropezar varias veces con la misma piedra entendimos que sí, que de amor iba la cosa, pero de amor por nosotros mismos.

Sobre este camino, que difícilmente se transita en línea recta, sobre los pasos adelante y las vueltas atrás, nos habla Alfonso Casas en Amores, un libro extraordinario que no ofrece lecciones sino algo mucho mejor: experiencias compartidas. No os perdáis las cosas que aprendió Alfonso, lo que le costó olvidar… porque seguramente os sintáis más que reflejados/as. 


5. La caja negra de la mala mujer, de Noemí Casquet 

Lo de este libro es una revolución. Mala mujer es el libro que Instagram no quiere que leas, es la visión de las mujeres sobre la vida sin filtros y sin tabúes. Si quieres dejar atrás “lo que debe ser”, “lo que está aceptado”… esta lectura te interesa. 

¿Cómo nació todo? Nos lo explica la misma Noemí Casquet

«’Sigue la vida establecida.’ ‘Casa, hijos, trabajo estable’, me decían. Pero de entre todas las cosas que pude escoger, elegí ser libre. El viaje que hice a mi interior me sirvió de experiencia y aprendizaje. Eso, mezclado con los años de investigación en el ámbito sexual como periodista, me ha llevado a ser quien soy: una mala mujer.»

Tras convertirse en el fenómeno editorial de 2019, Mala mujer vuelve en un atractivo formato de kit de regalo que incluye unos sugerentes juguetes eróticos. Para que las mujeres sigan experimentando con su sexualidad en libertad, para que sigan siendo MALAS MUJERES. Para el San Valentín más reivindicativo (y también el más divertido), La caja negra de la mala mujer no puede faltar en tu biblioteca personal. 


Y si después de todas estas sugerencias aún te quedan más ganas de arrancarle las alitas al angelito de las flechas, tenemos un cargamento de lecturas para ti que no te dejarán despegarte del libro ni para abrir la puerta al pizzero que trae esa pizza en forma de corazón que no has pedido. 🤷🏻‍♀

Posteado en Inicio | Etiquetado en: , | Comentarios desactivados en 5 libros para olvidarte de San Valentín