¡AÑO NUEVO, LIBRO CLÁSICO!

Estos días festivos han circulado un par de vídeos en la red sobre literatura infantil y juvenil. El primero lo protagoniza un niño estadounidense de tres años que, literalmente, al abrir un regalo de Navidad y ver que se trata de un libro, exclama: “I don’t get shit for Christmas!”. Se trata, pues, de una realidad que, si bien quizá aún no es la nuestra, se percibe en países como EE. UU.: Las nuevas tecnologías ganan terreno, como demuestra el hecho de que, en ese país, y según Nielsen, el regalo más codiciado estas pasadas Navidades entre los niños de 6 a 12 años fuera un iPad.


En la revista Qué leer de este mes se hacen la misma reflexión: “Entre tanto input multimedia, ¿todavía vale la pena abrir un libro y leerlo?”. La respuesta nos la proporciona un segundo vídeo, el fantástico reportaje sobre literatura infantil y juvenil de Página 2, que nos descubre cuánto disfrutan los niños y jóvenes de la lectura en su formato más tradicional. Como bien explicita el reportaje, hay libros escritos hace un montón de años que siguen vigentes y entreteniendo al joven lector. Porque hay temas y emociones universales, como Shakespeare demostró mejor que nadie, que apelan a todos.


Ése es el objetivo de Noguer, seguir apostando por lo clásico, por aquellas historias que no acusan el paso del tiempo, que muchos disfrutamos siendo niños y de las que nuestros hijos ya disfrutan o disfrutarán. Historias como la de Jim Botón y Lucas el maquinista, cuya segunda parte, Jim Botón y los trece salvajes, llega a las librerías como un regalo de Reyes tardío y acompañada de otros títulos imprescindibles de la literatura infantil y juvenil, como Bolas locas.

Ahora que aún nos queda poso de nuestra niñez tras estas fiestas recién transcurridas que nos devuelven algo nuestra infancia, es un buen momento para recuperar esos clásicos con los que crecimos y aprendimos para, sobre todo, compartirlos con los pequeños de la casa.

This entry was posted in Infantil y Juvenil and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.