Emily Brontë cumpliría 201 años

Emily Brontë

Emily Brontë se avanzó tanto a su tiempo, que seguramente por eso murió relativamente joven. Como si el tiempo se le acelerara entre páginas. Este 30 de julio cumpliría 201 años, y seguramente lo haría en una pensión inglesa con un prado verde delante. Aunque sólo vivió 30 primaveras.

Hija de la Inglaterra de la primera mitad del siglo XIX, creció sola ante su propia estatura literaria y la de sus hermanas y hermano. Su padre, un pastor protestante, se quedó viudo con tres niñas y un niño a su cargo. Su madre murió junto a dos hermanas de Emily: Elizabeth y Maria. Hechos que, obviamente, marcaron la infancia de la fratría. La educación, y casi tutela, fue encargada a su tía: Elizabeth Branwell, hermana del pastor.

“Mi existencia se resumiría en dos frases: condenación y muerte”, de Cumbres borrascosas

Solos ante su propia libertad, las muchachas y el muchacho empezaron a crear mundos de fantasía, los cuales coloreaban con sus relatos. Angria sería el primer país que aparecía en sus textos, aunque después también surgirían otros nombres como Gondal o Gaaldine. Un reposo para tanta tormenta. De hecho, los textos de cada uno, que muchas veces compartían, se convirtieron en su refugio. Cual ermitaños en la montaña, encontraron su cueva… hecha a medida.

Tal día como hoy Emily Brönte cumpliría 200 años_jane_eyreDe esas mentes interconectadas surgieron grandes nombres de la literatura. Tanto por su dominio del lenguaje y técnica narrativa, como por el enfoque hacia ciertos temas (destacando, por ejemplo, el papel de la mujer). La hermana que obtuvo más reconocimiento en su propio tiempo fue Charlotte Brontë, con su novela Jane Eyre. Aun así, las tres (Emily, Anne y Charlotte) publicaron un libro de poemas autofinanciado, el cual no obtuvo ningún tipo de éxito. El gran reto de las tres, en este caso, fue ser mujeres. Tuvieron que publicarlo bajo seudónimos masculinos; de esta forma Emily se convertiría en Ellis Bell.

Tal día como hoy Emily Brönte cumpliría 200 años_cumbres_borrascosasSu única novela publicada se ha convertido en un cimiento de la literatura universal. Cumbres borrascosas fue publicada en 1847 bajo su alter ego masculino, nuevamente. Su hermana Charlotte se encargó de reeditarla, con el nombre verdadero de Emily, de forma póstuma. La novela es un retrato familiar de la finca homónima del libro. Allí llega el curioso Lockwood, para alquilar un caserío de la misma propiedad. Poco a poco irá descubriendo las historias que encierran las cuatro paredes. De cómo los personajes guardan los rencores, y de cómo se tejen sus relaciones. Un relato que roza las líneas del culebrón, aunque adquiere una profundidad en los personajes y una técnica en la narrativa de carácter muy envidiable para la época.

Una herencia pobre para una autora que merecería mucho más reconocimiento. Influenciada por el romanticismo alemán y por la época victoriana: una voz única. Cumplidos más de dos siglos, Emily se nos extiende hacia la eternidad.

This entry was posted in Efemérides, Ficción, Inicio, Literaria and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.