Los dos cumpleaños de Manuel Vázquez Montalbán: Nuevo caso para Carvalho

Mucha gente se pregunta por qué Manuel Vázquez Montalbán tiene dos cumpleaños. Los hay que aseguran que nació el 14 de junio de 1939, mientras que otros piensan que fue el 27 de julio del mismo año. Los años pasan y las fechas se olvidan como los primeros ordenadores Mac, que ya nadie sabe ni qué pinta tenían. Las investigaciones sin frutos nos llevan irremediablemente a acudir al compañero Carvalho, inspector privado inventado por Montalbán, en busca de ayuda.

Cuando vuelve con muchos papeles bajo el brazo le lanzamos la pregunta: ‘¿pero entonces, qué pasó?’. Él nos trata de jovenzuelos que ya no entienden nada, y nos lo explica en tono paternal pero burlón. Manuel, o Manolo, nació justo cuando la Guerra Civil había terminado. De padres republicanos, invalidados por el régimen franquista, no tuvieron más opción que inscribirlo en el registro civil un mes después de su nacimiento para no hacer que constara como hijo natural. Vaya, que realmente nació el 14 de junio, pero no consta en ningún papel hasta el 27 de julio. Hoy celebraríamos, pues, el día que Vázquez Montalbán quedó empapelado. Parece un buen mérito para recordarlo.

Manuel Vázquez Montalbán fue un hombre prolífico. Sobre todo eso. Este 27 de julio tendría 80 años, aunque los habría cumplido el 14 de junio. Le costó dejar la pluma y la libreta a un lado, y sólo la muerte le marcó la pausa. Volaba de vuelta a Barcelona en un vuelo que hacía escala en Bangkok, y allí su corazón bajó la guardia. Aunque sus letras aún latían. Dejó tras de sí una fila tremenda de títulos encasillados en muchos géneros. De hecho, él mismo se definía desde un sí multidisciplinar: “periodista, novelista, poeta, ensayista, antólogo, prologuista, humorista, crítico, gastrónomo, culé y prolífico en general”. De perfil, pues, renacentista y con aires de Vitruvio. Pues destacaba en su justa proporción.

«A veces suelo autocalificarme de conservador porque no he corregido mi visión del mundo desde que cumplí cincuenta años y decidí que ya era responsable de mi cara»

Nació en el Raval, barrio de Barcelona, y desde siempre se posicionó con ideas de izquierdas. Marxista y, como lo definiría su hijo, de ‘corazón anarquista’. Montalbán no conoció a su padre hasta los cinco años, ya que éste era miembro del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) y acabó encarcelado. Él militó en el mismo partido, y también pasó días en la cárcel. Allí aprovechó, básicamente, para escribir.

Aunque su obra reúne muchos géneros, destacó en la novela negra gracias a las historias del detective Pepe Carvalho. Este personaje, gallego pero residente en Barcelona, tuvo el ingenio y la moral de retratar una ciudad desencajada en cada una de sus investigaciones. Sabotaje Olímpico es un claro ejemplo de cómo los cambios en la Barcelona olímpica se traducían en problemas y cuestiones para el detective privado. Carvalho es un personaje profundo, de carácter contradictorio, apasionado por los libros y la gastronomía. Aunque todo tenga un cierto ‘dring’ de alter ego montalbaniano.

Manuel Vázquez Montalbán hoy cumpliría 79 años_mares_del_surUna de las novelas más destacadas de la serie Carvalho es Los mares del sur, premio Planeta en 1979. En este libro el detective privado deberá investigar la muerte del empresario Carlos Stuart Pedrell. El influyente hombre de negocios aparece muerto en uno de los barrios periféricos de Barcelona cuando se suponía que estaba viajando por la Polinesia durante un año. Las investigaciones de Carvalho lo llevaran a descubrir la pasión de Pedrell por Gauguin, y la intención de seguir sus pasos. Una novela que mezcla turbios negocios con ensoñaciones humanas. Una vez más, Montalbán yuxtapone la cualidad humana frente a la situación social, política y económica.

Manuel Vázquez Montalbán hoy cumpliría 79 años_rosa_de_alejandriaSi queréis seguir indagando en la serie Carvalho, podéis buscar el libro La Rosa de Alejandría. En este caso el inspector gallego deberá investigar la muerte de Charo, una prostituta que él mismo frecuenta. Aparecerá  descuartizada en un solar de Barcelona, aunque la resolución del crimen lo llevará de viaje por el litoral de la península, con la farándula sórdida y pícara que esto representa.

A grandes trechos, os recordamos a Manuel Vázquez Montalbán en el día que hubiera sido su cumpleaños. Un autor de los implicados de verdad, con su vida y con su obra. Al fin y al cabo, releer a Carvalho es volver a mirar un trocito de la sociedad española de la segunda mitad del siglo XX.

This entry was posted in Efemérides, Ficción, Inicio, Literaria and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.