Déjate de pelis de miedo, ¡lee a Lovecraft!

Déjate de pelis de miedo, ¡lee a Lovecraft!

Principios de octubre en las calles de la ciudad. Las dentaduras de plástico con colmillos ensangrentados pueden verse ya tras los escaparates de las jugueterías. Las pastelerías más osadas exhiben mazapanes con forma de extremidades humanas junto a las cañas de crema. Telarañas artificiales en las puertas de los comercios y en las paredes, carteles anunciando fiestas de disfraces. Halloween, como muchas celebraciones a lo largo del año, llega cada vez antes, y lo hace cargado de promociones especiales e infaustas adaptaciones de míticos filmes de terror.

Para no acabar saturados por la precocidad y la profusión de pastiches, siempre viene bien sumergirse en una buena lectura, y qué mejor que recuperar el contacto con las raíces del género de terror de la mano de uno de sus creadores.

De infancia atormentada –al parecer su madre era sobreprotectora y bastante neurótica–, el pequeño Howard se refugió en los libros para evadir el contacto con una sociedad en la que no creía encajar. Discípulo indirecto de Manchen, de Lord Dunsany y de Poe, con quien decía tener un parentesco espiritual, no tuvo bastante con sus enseñanzas y acabó creando un género propio que se dio en llamar «horror cósmico». El máximo exponente de esa nueva categoría literaria fueron los Mitos de Cthulhu, que escribió junto con otros autores pertenecientes al llamado Círculo de Lovecraft.

Con su estilo barroco, intencionadamente arcaico y recargado, H.P. Lovecraft dio vida a una singular mitología que bebe de la fantasía y la ciencia ficción, y que coloca al lector bajo la mirada impasible de dioses alienígenas que aguardan en las profundidades el momento para dominar la Tierra.

Su obra ha estremecido a los lectores durante varias generaciones. Proponemos aquí un ensayo y una novela para introducirnos en ella.

Déjate de pelis de miedo, ¡lee a Lovecraft! Las montañas de la locuraEn las montañas de la locura cuenta la historia de la expedición fallida del geólogo William Dyer y un grupo de científicos a la Antártida, donde descubren una ciudad perdida de la que no existe registro y que esconde los restos de una antigua civilización aparentemente extraterrestre. Narrada en primera persona por el propio Dyer, esta novela representa un ejemplo perfecto del género «horror cósmico», que el de Providence alumbró y alimentó hasta el final de sus días.


Déjate de pelis de miedo, ¡lee a Lovecraft! El terror en la literaturaEl terror en la literatura es un ensayo publicado por primera vez en 1927, en el que Lovecraft reflexiona sobre la evolución y otros aspectos del género a través de sus autores más emblemáticos. En él corona a Algernon Blackwood, M.R. James, Lord Dunsany y Arthur Machen, a los que denomina «maestros contemporáneos». Lovecraft se remonta en este ensayo a la novela gótica para encontrar las raíces del terror literario y analiza el miedo, para él, «la emoción más antigua y poderosa de la humanidad».

Reseñado y admirado por escritores de la talla de Cirlot y Houllebeq, desde cineastas a filósofos, intelectuales y creadores de toda índole han bebido de su fuente. Fue poco valorado en su época y, como tantos, murió en la miseria. A pesar de ello, ha sabido trascender el tiempo al igual que sus criaturas.

¿Quién le iba a decir que algún día podrían comprarse llaveros y peluches de Cthulhu o juegos de mesa basados en su obra? En definitiva, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que Lovecraft, como Halloween, está de moda.

This entry was posted in Inicio and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.