C. S. Lewis, ¿por qué seguimos soñando con viajar a Narnia?

121 años después de su nacimiento, resulta difícil imaginar qué sería de la literatura fantástica sin la influencia de la obra de Lewis.

¿Por qué seguimos soñando con viajar a Narnia?

En 1950, cuatro años antes de que se publicase El Señor de los Anillos, obra cumbre del escritor J.R.R. Tolkien que sacudió los cimientos de la literatura fantástica, una serie de libros también de género fantástico hizo lo propio con la novela juvenil. Su autor: Clive Staples Lewis, más conocido como C.S. Lewis, un académico inglés, crítico y medievalista, que además fue íntimo amigo de Tolkien y formó parte de su círculo literario. Este 29 de noviembre se cumplen 121 años de su nacimiento.

Esos libros se llamaron Las Crónicas de Narnia, y aún hoy gozan de enorme éxito entre el publico infantil y juvenil, siendo unos de los más leídos dentro de esa categoría. Son en total siete libros, publicados entre 1950 y 1956, los cuales han sido traducidos a más de cuarenta idiomas y han vendido más de cien millones de copias en total. Hace unos años se dirigió la adaptación cinematográfica de tres de ellos, y actualmente están en marcha algunos proyectos audiovisuales más, que previsiblemente no tardarán en ver la luz. ¿Cuál es la razón del éxito de Narnia?

Gran parte de lo que leemos en las novelas tiene su reflejo en la vida del autor

En la segunda parte de la heptalogía, que lleva por nombre El león, la bruja y el armario, Lewis nos cuenta la historia de cuatro jóvenes hermanos (Peter, Susan, Edmund y Lucy) que encuentran un armario misterioso que los conduce al fascinante mundo de Narnia, un lugar en el que pervive la magia, donde los animales hablan y en el que se descubren protagonistas de una profecía que los convierte en los futuros salvadores del reino. En Narnia gobierna Jadis, la malvada Bruja Blanca, que mantiene sometida y atemorizada a la población. La Bruja Blanca ha sumido el mundo en un invierno perpetuo y sin Navidad, y los hermanos serán los encargados de detenerla. Junto a Aslan, un enorme león mágico, rey de las bestias y protector del reino, los chicos deberán reunir un ejército y luchar contra Jadis para devolver el verano al mundo de Narnia.

Después de esta novela, los protagonistas (y también otros personajes) volverán en diferentes ocasiones a Narnia para desentrañar sus misterios y salvarla de nuevos peligros. En las novelas hay magia, aventura, batallas y dramas. Lewis las escribió, al igual que hizo Tolkien con sus obras, basándose en antiguos cuentos de hadas y en la mitología, pero a diferencia de su compatriota, que se centró en la nórdica, también las mitologías griega y romana inspiraron la saga de Lewis. Otra de las claves del éxito de Las Crónicas puede ser su carácter autobiográfico, pues gran parte de lo que leemos en ellas tiene su reflejo en la vida del autor.

C.S. Lewis y J.R.R. Tolkien fueron íntimos amigos y formaron parte del mismo círculo literario: los «Inklings»

Las Crónicas de Narnia - C.S. LewisLa amistad de C.S. Lewis con el padre de la Tierra Media es tema para otra novela. Ambos fueron profesores y figuras destacadas de la facultad de inglés de la Universidad de Oxford, y formaban parte de un grupo literario llamado «Inklings» (viene a significar indicio o sospecha) que se reunía en el pub «Eagle and child» para hablar sobre literatura y compartir fragmentos de sus textos inacabados. La influencia de cada uno en el otro es notable tanto en sus obras como en su vida personal.

Resulta difícil imaginar qué sería de la literatura fantástica actual sin la influencia de los trabajos de Lewis, pues fue uno de los pioneros pavimentando el camino que más tarde seguirían muchos otros autores. Lo que es seguro es que las generaciones venideras continuarán emocionándose como nosotros con las aventuras de los hermanos Pevensie, y que a Narnia le queda mucha magia por compartir.

This entry was posted in Efemérides, Ficción, Infantil y Juvenil, Inicio and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.